Frida Guerrera

La desvergüenza de Moreira.

Lo que nos pase nos lo mereceremos por no tener memoria histórica o por vender nuestra dignidad"

Ciro Gomez Leyva

La desvergüenza de Moreira.

La primera conmoción nacional por los secuestros ocurrió a mediados de los 90, con los casos Harp, Vargas, Losada, Senderos. México estaba gobernado por el PRI. Los guaruras se centuplicaron.

Cuando en 1994 y 1995 las bandas de secuestradores de La Víbora, Los Aparicio, Los Tlaycas tomaron Morelos, la entidad era gobernada por el priista Jorge Carrillo Olea, un especialista en seguridad. Quedó registro de la complicidad entre criminales y policías. El director de la Policía Judicial morelense era una leyenda policiaca del PRI: el capitán Jesús Miyazawa.

El apogeo de los cárteles de la droga en Jalisco comprendió también el periodo del gobernador priista Enrique Alvarez del Castillo, a quien luego el priista Carlos Salinas de Gortari nombró Procurador General de la República.

El auge de los cárteles y el crimen en Sinaloa se dio entre gobernadores priistas: Antonio Toledo Corro, Francisco Labastida y Renato Vega.

Con el argumento de que poco pueden hacer con la migración, los municipios conurbados del Estado de México han sido desde el priista Carlos Hank González hasta el priista Enrique Peña Nieto, zona franca para delincuentes grandes y pequeños.

Chihuahua es hoy la entidad más violenta del país. El PRI la gobierna desde hace diez años. Ni qué decir de Tamaulipas, Coahuila, Durango, Oaxaca...

Con una desvergüenza del tamaño de la desgracia, el presidente del PRI, Humberto Moreira, culpó a los "otros" por la presente tragedia de la inseguridad. Y perfiló a su partido como el único que en el futuro puede encararla y doblarla. Su partido, el de Cosío Vidaurri, Cavazos Lerma Natividad Paras, Yarrington y Montiel.

Desvergüenza: dicho o hecho impúdico o insolente.

Desvergüenza, la de Moreira. Y la del PRI: la opción de la experiencia !!!

A ESTO LE LLAMO DESCARO Y CINISMO......

Y ¿ a éstos elegiremos para que nos vuelvan a gobernar...??? Pobre México, pobre República, Sólo un país tercermundista reelige a sus dictadores....

Ya vemos a Salinas frotándose las manos detrás de su niño bonito Peña Nieto, de los Mexicanos depende, .....y probablemente nos lo merezcamos por apáticos, sin civismo ni amor a esta tierra......

TRISTE REALIDAD DE NUESTRO MÉXICO. si tienes coraje reenvialo.

La libertad aún no la tenemos, hay que luchar po




MEDIO CREADO POR PREMIO NACIONAL CARLOS MONTEMAYOR VERÓNICA VILLALVAZO, EL 1 DE JULIO DE 2007, EL CUAL SIGUE EN FUNCIONES SIN LA ADMINISTRACIÓN DE ELLA,PERO SI PENDIENTE DEL MEDIO Y DE LO QUE SE PUBLICA EL MEDIO FRIDAGUERRERA SIGUE EN LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS

1 comentarios:

Anónimo dijo...
26 de octubre de 2011, 11:25

No apoyo al PRI ni al PAN, definitivamente no hay ni a quien irle, pero considero que es mejor ser cuidadosos con la información antes de dejar. He aquí la nota que responde el propio periodista a este "añadido" que le hacen a su artículo.

No escribí eso de Beatriz y Moreira
Ciro Gómez Leyva
Lo había dejado pasar, porque no me peleó en las redes sociales. Entiendo que es un espacio sin rigor donde cada quien cuelga lo que se le pega la gana. Verdades y mentiras, reflexiones y calumnias.

Pero lo del PRI se volvió otra cosa. El martes 26 de agosto de 2008, en la tristeza del episodio Martí, escribí en “La Historia en Breve” un texto titulado “La Desvergüenza de Beatriz”. Era un repaso, más o menos pormenorizado, sobre los principales episodios de inseguridad pública en México entre los 80 y el 2000.

Lo hice porque por esos días, la presidenta del PRI, Beatriz Paredes, quiso servirse de la circunstancia para hacer creer que los males de la inseguridad nacieron con Vicente Fox y se reprodujeron con Felipe Calderón. Dije: “Con una desvergüenza del tamaño de la desgracia, Beatriz culpa a los otros por la presente tragedia”, etcétera.

El texto comenzó a circular en las redes sociales, pero con añadidos tramposos, jodidos, contra el PRI y los priístas que jamás escribí, y que han ido variando con los años. Por ejemplo, me adjudican estas frases: “¿Y a estos elegiremos para que nos vuelvan a gobernar?” “Ya vemos a Salinas frotándose las manos detrás de su niño bonito Peña Nieto”, y muchas más. En la última versión, de la que me alertó una amiga apenas el lunes, cambiaron “la desvergüenza de Beatriz por “la desvergüenza de Moreira”.

No exagero si afirmo que cientos de veces he desmentido, verbalmente, esas frases colgadas y explicado qué escribí y qué no. Hoy lo hago aquí.

En fin, la desvergüenza de quienes trampean en las redes sociales. La columna original está en milenio.com: http://impreso.milenio.com/node/8155947

Y el artículo original la desvergüenza de Beatriz: http://impreso.milenio.com/node/8964302